Videoporteros, seguridad del futuro en el presente

Porteros con cámara de ciencia ficción

¿Estás preparado para adentrarte en un nuevo paradigma de la seguridad en el hogar? ¡Conoce el mundo de los videoporteros

El futuro y las películas de ciencia ficción nos presentaba imágenes de coches voladores, humanos con extremidades robóticas o microchips que descargaban toneladas de información en nuestro cerebro. 

Por muy seductoras que sean estas imágenes lo cierto es que el futuro ya está aquí y no es tan espectacular quizá, pero es mucho más efectivo y seguro. La domótica se va perfeccionando poco a poco y sin darnos cuenta y hoy gozamos de dispositivo que nos hacen la vida más fácil y cómoda. Luces led que se encienden a nuestro paso, sistemas de voz que obedecen nuestras órdenes y por qué no, sistemas de portero automático con opciones de videovigilancia.

Hablamos de los video porteros, dispositivos de intercomunicación que podemos colocar en la puerta de nuestra casa para controlar fácilmente el acceso. Y es que al final del día, la seguridad es uno de los valores más importantes para la vida del ser humano.

Los videoporteros suponen un paso de gigante en el avance de la seguridad en nuestros hogares. Tras décadas de convivir con los tradicionales telefonillos o porteros automáticos de voz, hemos superado ese rudimentario teléfono de puerta con dispositivos inteligentes y con capacidad audiovisual que nos permite fortalecer la seguridad de nuestra casa o propiedad.

Videoporteros con imagen de alta definición

Seguramente pensarás que los videoporteros no son una tecnología tan nueva ni rompedora. Y es cierto, ya hace años que las viviendas, sobre todo las de nueva creación, vienen dotadas por defecto con sistemas de videoportero. Sin embargo hay 3 factores que marcan el auge de los videoporteros digitales:

  • Sofisticación de la tecnología: Como sucede con todos los productos electrónicos e informáticos, a medida que han pasado los años los videoporteros han ido mejorando sus prestaciones y su tecnología. Hoy ya podemos hablar de dispositivos estables que funcionan a la perfección y apenas dan problemas.
  • Abaratamiento de los videoporteros: Paralelamente, al igual que sucede por ejemplo con los móviles, con el tiempo se ha conseguido un equilibrio entre el coste de producción y el precio de venta al consumidor, de modo que un videoportero en Amazon está hoy en día al alcance de cualquiera. Hay marcas de videoportero como TMEZON, Owsoo o BTCino muy económicas.
  • Facilidad del montaje: A esto hay que sumarle que los videoporteros actuales ya son menos un producto electrónico que requiera de un experto para su instalación. Los fabricantes dirigen estos dispositivos al consumidor medio. Esto quiere decir que su instalación es relativamente sencilla y siguiendo unos pasos que el propio fabricante recomiende, cualquiera puede instalar en su hogar como si de un experto instalador se tratase. Un aspecto que sin duda también abarata los costos de instalación del videoportero.

Si sumamos estas tres patas, tenemos que los videoporteros se encuentran en un momento muy dulce y el futuro se presenta halagüeño. Ante un panorama cada vez más incierto en nuestros pueblos y ciudades, con crisis económicas que abocan a parte la población a robos y actos vandálicos, prepararse con un videoportero en casa es una inversión que da mucho retorno en confianza para la protección de tus bienes y de tu familia.

Si tienes que pensártelo aún ya vas tarde. Tú vecino ya está pensando en ponerse uno, porque 2021 será sin duda el año de los videoporteros.

La nueva era de los videoporteros con cámara

La tecnología ha alcanzado un punto en que los videoporteros se han sofisticado para que cualquiera pueda tener voz e imagen de quien quiera entrar en su casa. Así es la nueva hornada de videoporteros digitales con características smart.

Estamos hablando de dispositivos inteligentes con capacidad para grabar imagen, hacer fotos, enviar alertas y sincronizarse con el teléfono móvil para alcanzar nuevas capacidades de seguridad y domótica que casi parecen de película.

Sin embargo, no estamos hablando de artilugios de ciencia ficción. Todo lo contrario, este tipo de videoporteros ya se está generalizando entre los usuarios, sus precios han descendido mucho en los últimos años y es tecnología al alcance de cualquier bolsillo. 

Videoporteros contra los ladrones

Tradicionalmente hemos tenido que confiar en la voz de quien llama a nuestra puerta para decidir si dejarle entrar o no. Eso es una locura, ¿verdad? Una bonita voz o alguien que hable con mucha seguridad no nos garantiza que determinada persona tenga buenas intenciones y razones para merodear por nuestra casa o finca.

Los videoporteros nos permiten reconocer realmente a las personas. Gracias a la imagen, podemos saber fácilmente de qué persona se trata si es que la conocemos de antemano. Si no es así, la imagen también nos ofrecerá muchas pistas sobre esa persona, si parece de fiar, si es quien dice ser (por ejemplo en caso de que sea el cartero u otro profesional), etc.

Porteros con vídeo como instrumento disuasorio

Pero seguramente lo mejor de los videoporteros sea su función disuasoria para los malhechores. Es decir, un videoportero funciona muy similar a esas placas que instalan las empresas de seguridad. Lo importante no es tanto que el sistema funcione o no, sino que el ladrón toma esa señal como un motivo para no molestarse en intentar robar ahí. Tiene su lógica, habiendo millones de hogares a su disposición, ¿por qué correr un riesgo innecesario? 

Un videoportero moderno funciona de la misma manera. Si un ladrón observa que una casa tiene un videoportero, sabrá que sus propietarios se preocupan por la seguridad y están más preparados para hacer frente a un intento de robo. Por tanto, decidirán irse a otra casa que tenga un portero eléctrico de los clásicos, una presa mucho más fácil y desprotegida. Nuestro videoportero será mucho más efectivo que cualquier señal de “cuidado con el perro”.

No merece la pena jugársela

Ya lo sabes, si quieres que tu y tu familia estéis más seguros de las amenazas externas, un videoportero supone una gran ayuda. Por contra, el desembolso no es elevado y la mayoría de videoporteros modernos son de fácil instalación siguiendo unas simples instrucciones del fabricante.

Alrededor de los 100 euros o menos, tenemos decenas de modelos en plataformas online como Amazon. Y si nos gastamos 1000 euros en un smartphone, ¿le vamos a poner precio a la seguridad de nuestra mujer, nuestro marido o nuestros hijos?

1 comentario en “Videoporteros, seguridad del futuro en el presente”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *