¿Qué se necesita para emprender?

Hemos visto a algunas empresas evolucionar hacia modelos más grandes. Por otro lado, otras empresas, la gran mayoría, se han quedado con un modelo de negocio más pequeño.

Lejos de ser un inconveniente, el pequeño tamaño por el que se identifican las pequeñas y medianas empresas (PYME), se ha convertido actualmente en una fuente de ventaja competitiva.

En el proceso emprendedor está la oportunidad de negocio. Propietarios de éxito e inversores han dicho muchas veces que una buena idea no tiene por qué ser necesariamente una buena oportunidad. Por tanto, el proceso emprendedor es el núcleo de toda iniciativa empresarial. Pero antes de tomar rumbo y iniciar una actividad empresarial debes conocer lo que se necesita para emprender y desde este artículo te daremos algunas claves imprescindibles.

A pesar de la multitud de iniciativas empresariales que son posibles y las diversas formas en que se puede implementar el proceso de emprender, podemos encontrar algunos elementos o fuerzas clave en todo este proceso. En detalle nos referimos a:

  1. Oportunidades de negocio
  2. Recursos necesarios para su uso
  3. La figura del emprendedor o del equipo fundador.

¿Qué se necesita para emprender?

Antes de emprender te proponemos que tengas en cuenta las siguientes preguntas sobre cómo probar la oportunidad comercial:

La demanda del mercado es un factor clave en la evaluación de oportunidades de negocios.

  • ¿Es la participación de mercado y su crecimiento potencial igual o mayor que el 20% del crecimiento anual y es permanente?
  • ¿Es fácil conseguir nuevos clientes?

El margen de ventas ayuda a identificar la oportunidad de negocio desde la idea de negocio.

  • ¿Se pueden conseguir proveedores a bajo coste? (40% de margen bruto)
  • ¿Frente a la competencia, se requiere más o menos capital para aprovechar la oportunidad de negocio?

Otros puntos clave a tener en cuenta antes de emprender:

  • La necesidad – Es importante analizar el grado de satisfacción de las necesidades que debe cubrir.
  • El cliente – Evaluar las características de los potenciales clientes es importante para conocer la rentabilidad de la oportunidad de negocio. Su nivel de receptividad o la lealtad a los productos o servicios dan indicaciones para analizar en que medida la oportunidad es en realidad una gran oportunidad.
  • La innovación – El grado de innovación que requiere el producto o servicio. Este es otro componente a considerar al evaluar la oportunidad. Si es elevado Si es alto, significa que tiene, en igualdad de condiciones, más probabilidad que sea más exitoso que aquella cuyo componente innovador es más escaso.

De 100 ideas presentadas a inversores en forma de planes de negocios o propuestas comerciales, se lanzan menos de cuatro.

Recursos de financiación para emprender

Al iniciar y desarrollar un proyecto, lo principal que debes hacer es proyectarlo en función del análisis sectorial y la viabilidad financiera. Sondea las posibles vías de financiación para afrontar tu proyecto empresarial con seguridad y solidez. Esta vías pueden ser:

  • Fuentes de financiación externas
  • Banca comercial e intervenciones de la
  • Administración Pública
  • Capital de riesgo
  • Inversores privados (business angels)
  • Otras rutas alternativas de financiación
  • Ayudas y subvenciones económicas
  • Incubadoras de empresas y parques tecnológicos

Emprender: Plan de empresa

El plan de empresa es una herramienta muy útil para la persona que quiere emprender un nuevo proyecto, pero esto no quiere decir que sea absolutamente necesario. Muchos de nosotros conocemos a un emprendedor o a una emprendedora que ha fundado una empresa u organización exitosa y que en ese momento no ha desarrolló un plan de empresa.

¿Cuáles son los motivos para elaborar un plan de empresa?

Requiere hacer explícita la idea de negocio, hacerla comprensible para todos, empezando por
del propio emprendedor.

  • Un plan de negocio permite una evaluación sistemática y completa de la idea a nivel tecnológico, comercial y financiero.
  • Permite al equipo o al emprendedor tener una visión objetiva y crítica del proyecto ya que se basa en datos e información verificada.
  • Le ayuda a decidir si continuar con la idea.

En anteriores líneas dijimos que un plan de empresa no es necesario en absoluto, ni garantiza ni predice el futuro, en cambio informa sobre la inviabilidad de una idea con el enfoque dado. Esto significa que el proyecto se puede cancelar antes de comprometer recursos y esfuerzos en todo el proceso.

Al principio, con las incertidumbres iniciales generadas en la idea de negocio, es necesario un modelo de negocio sólido que cumpla con tus expectativas. Por ello es imprescindible que busques el soporte de asesorías especializadas en proyectos emprendedores que promuevan y aseguren el éxito de tu idea de negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *