Por qué la playa cansa

¿Por qué la playa cansa?

Puede parecer que la sensación del cuerpo cansado en la playa sea fruto de la relajación que produce el sonido del mar y la brisa cálida que mueve la arena poco a poco pero déjame decirte que esto no es así.

Entonces ¿Por qué me siento cansada? ¿Por qué me cansa la playa?

La verdadera causa del cansancio es el sol en la playa. Este nos produce una enorme deshidratación (nos sentimos cansados y con sueño) que afecta a nuestro organismo sin darnos cuenta y hace que por la noche estemos derrotados. Según el doctor Roig Alabart a partir del 1% de deshidratación ya podemos empezar a sentir síntomas de cansancio y agotamiento (incluso podemos sufrir mareos).

Cuando a nuestro cuerpo le empieza a faltar agua se ralentiza (entra en modo reposo), el organismo se enfría y hace que la tensión baje y por ende nos sentimos sin energía (sensación de no tener ganas de hacer nada).

Te estarás preguntando ¿Entonces no hay solución? ¿Debo dejar de ir a la playa? la respuesta es !NO!. Con precauciones y consejos podrás disfrutar de la playa sin apenas notar los síntomas.

Cómo evitar el cansancio en la playa

Estos consejos no son infalibles, puede ser que los cumplas todos y te sientas cansado de todas formas (depende de la persona y el organismo) pero te aseguro que si los tienes en cuenta reducirás enormemente los síntomas de la fatiga.

1- Evitar las horas de mayor exposición

Reloj de sol

La peor hora del sol es entre la 13:00 y las 15:00. Debemos evitarla a toda costa ya que es cuando más se nos quema la piel.

Con las quemaduras todavía nos deshidratamos más ya que el cuerpo envía agua a la zona afectada. Cuanto más quemados estemos más cansados y fatigados nos sentiremos después.

¿Cuáles son las mejores horas para tomar el sol?

Las mejores horas para tomar el sol de forma segura (Evitando quemadoras y bronceándonos) son: de 10:00-13:00 o de 16:00 hacia delante (En estas horas la playa cansa menos).

Esto se debe a que a estas horas los rayos del sol impactan de forma perpendicular y afecta de forma mucho menor a nuestra piel. Evidentemente depende la estación podremos estar más tiempo o menos (en invierno no pasará nada si utilizamos crema solar, pero en verano lo recomendado es máximo tres horas por la mañana y tres por la tarde).

Además la exposición al sol nunca debe ser muy larga para que no nos salgan quemaduras. Para optimizar la producción de vitamina D, lo mejor es tomar el sol  al mediodía.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *