Mitos sobre las reclamaciones en accidentes de tráfico

Existen diferentes mitos o falsas creencias acerca de las reclamaciones de indemnizaciones en accidentes de tráfico que merecen ser descubiertas y que toda persona sepa que no son ciertas aunque popularmente se crea que sí.

Tras sufrir un accidente es recomendado contactar con un Abogado accidentes en Madrid que se encargue del asesoramiento y se encargue de llevar a cabo todo el proceso. Lo que facilita la reclamación en gran medida puesto que tan solo habrá que facilitar al especialista en accidentes de tráfico toda la documentación de la que se disponga y que este solicite.

Al acudir a un profesional especializado podrás comprobar que los siguientes mitos están del todo equivocados:

  1. Todos los casos son iguales: Prácticamente todos conocemos a alguien que ha sufrido un accidente y se tiende a pensar que si tenemos la misma lesión que esa persona, que vamos a recibir la misma cuantía de indemnización. Se debe tener en cuenta que cada caso se valora de forma individual y que el importe recibido como indemnización puede variar sustancialmente de un caso a otro. Aunque, a priori puedan parecer iguales o similares.
  2. Los ocupantes del coche culpable del accidente no tienen derecho a indemnización: Esta es otra falsa creencia, ya que los acompañantes del conductor del coche causante del accidente también tienen derecho a recibir su indemnización. Para lo cual reclaman a la compañía aseguradora del culpable, no al individuo.
  3. Si te golpean y se dan a la fuga no puedes reclamar indemnización: En estos casos el Consorcio de Seguros se hace cargo de la indemnización de las personas afectadas en accidentes de tráfico con coches implicados que, o bien se dan a la fuga, o carecen de seguro. No obstante, en estos casos es importante llamar de forma inmediata a la Policía o Guardia Civil para que realicen el atestado.

Estos son solo tres de los falsos mitos relacionados con los accidentes de tráfico. Por ello nunca debes dejar de reclamar una indemnización, al menos sin haber consultado antes a un profesional.

Deja un comentario