Humus de lombriz: ¿Cómo usarlo?

El humus de lombriz es una materia orgánica producida por el excremento de las lombrices. Cuenta con importantes beneficios para el desarrollo de tu huerto y crecimiento de tus plantas, ya que favorece su desarrollo  debido a que en su materia contiene fosforo, nitrógeno y potasio.

Puede ser un producto fabricado en casa y también comprarlo en tiendas especializadas en humus de lombriz que te informarán de sus distintas ventajas para el crecimiento de tus plantas.

El humus de lombriz debe ser colocado en el fondo de cultivo con una cantidad de 100 gramos, tendrás suficiente, y siempre utilizándolo en el momento de la siembra. Es necesario un rastrillado para aplicar directamente en la tierra y que este penetre mejor en la tierra, se hace así sobre todo con plantas frutales, y acolchando la base del árbol. Este fertilizante le dará mayor sabor a nuestros frutos.

En cambio, si se utiliza para el cuidado del césped se utiliza este abono ecológico medio kilo por metro cuadrado, en lugar de tres kilos por metro cuadrado como se hace con la siembra.

Es necesario mezclar este fertilizante natural con otros sustratos, al igual que se hace con otros abonos. En el momento del trasplante, momento muy delicado para nuestras plantas en maceta debido a que son sensibles al cambio y pueden estar expuestas a enfermedades o plagas, se recomienda hacer una pasta con agua y meterla en las raíces antes del trasplante.

También existe otro tipo de humus de lombriz líquido que es más sencillo de aplicar a través del sistema de riego y aporta muchos nutrientes a tu huerto. Aunque si no posees de este sistema, también puedes disolverlo y regar tus plantas al modo tradicional.

Incorpora este tipo de humus de lombriz a tus plantas y frutos para aportar belleza y jugosidad a tu huerto.

humus-lombriz.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *