La historia del ordenador

Los ordenadores son máquinas con un pasado muy reciente. Su rápida evolución durante el siglo xx estuvo estrechamente ligada a los avances de la electrónica, cuyo logros han cambiado nuestra manera de vivir y de ver el mundo. 
 
Una idea adelantada a su tiempo.
Con la revolución industrial aumentaron las actividades de cálculo en el siglo XIX, lo que provocó la necesidad de idear ingenios que facilitasen su realización. En 1834, el inglés Charles Babbage ideó la máquina analítica, diseñada para programar todo tipo de operaciones, con memoria unidad de proceso y tarjetas perforadas para la entrada y salida de datos. Supuso el primer paso hacia el concepto de ordenador, pero las limitaciones tecnológicas de su época impidieron que él la pudiera construir.
Las primeras máquinas electrónicas.
Con la utilización de la electrónica a principios del siglo XX comienza una verdadera revolución en los sistemas de cálculo y proceso de datos. La primera computadora electrónica, la ENIAC, construida en 1945, era capaz de realizar 5000 sumas en un segundo. Funcionaba con válvulas de vacío, pero era demasiado cara, consumía mucha energía y ocupaba toda una habitación. Además, resultaba lenta y difícil de programar, que tenían que intervenir varios técnicos especializados para manejarla. 
El salto a la Microelectrónica.

A partir de 1960 las válvulas se sustituyeron por transmisores, pequeños dispositivos de amplificación que permitían reducir el tamaño de los circuitos y el consumo de energía eléctrica. Los complejos circuitos de cálculo se integraron  en pequeños chips de silicio del tamaño de una chincheta, para dar ligar a ordenadores bastante más pequeños, baratos y fiables. 

En 1971, la compañía INTEL desarrolló el primero microprocesador, un chip que integraba 2400 transistores. Aunque estaba pensado para una calculadora, supuso el primero paso hacia el logro de un ordenador de pequeño tamaño, pues reducía drásticamente la cantidad de circuitos necesarios en su montaje.  

El primero ordenador
El primero ordenador personal fue fabricado por IBM en 1981, y solo diez años más tarde apareció el primero portátil. Hoy día es normal tener acceso a un ordenador en cualquier lugar: en casa, en los colegios o incluso en la calle. 
Los ordenadores se han convertido en herramientas imprescindibles porque permiten realizar tareas que antes parecían impensables. a pesar de que su aparición es relativamente reciente, en poco tiempo nos hemos acostumbrado a convivir con ellos. 

1 comentario en “La historia del ordenador”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *