Saltar al contenido
Portada » ¿Por qué el precio del kWh sigue al alza? Te lo contamos

¿Por qué el precio del kWh sigue al alza? Te lo contamos

    ¿Quieres saber cuáles son los principales motivos de por qué el precio del kWh cada día es más elevado? En este artículo encontrarás todo lo que tienes que saber.
    Uno de los problemas más comunes que existe hoy en día es el precio del kWh. Como la luz es un servicio que todos utilizamos, tanto para trabajar como para las labores del hogar, es imposible prescindir de ella.
    Sin embargo, cada vez los bolsillos se ven más afectados a causa del precio de este servicio. Pareciera que, en vez de bajar, cada día sube más. ¿Hasta dónde va a subir? Esa es quizá la pregunta que te haces constantemente.

    ¿Por qué sube el precio del kWh?

    El precio del kWh sube, prácticamente, en la medida en que suben también las fuentes que se utilizan para producir la electricidad. Esto se traduce, por ejemplo, en el tipo de energía, las cuales pueden ser de ciclo combinado, eólica, nuclear, hidráulica, cogeneración, solar, entre otras varias.
    Sucede que este tipo de fuentes energéticas, en varios casos se basan en factores no controlables, por ejemplo, los meteorológicos. Por lo tanto, este factor es fundamental a la hora de distribuir la energía. Puede resultar que se encuentren sobrecargadas y que no puedan distribuir la electricidad como normalmente lo hacen.

    Alta demanda en la electricidad

    Otro factor que innegablemente repercute en precio del kWh es definitivamente la alta demanda. Ya que es un servicio que todos utilizan, es lógico que en ocasiones los servidores de electricidad se vean sobrepasados.
    Por otro lado, cuando consume más electricidad es en invierno, ya que se utilizan más aparatos que se conectan a la luz eléctrica, como los calefactores. De igual forma, los fines de semana también hay un incremento en el uso de este servicio.

    ¿Cómo se fijan las tarifas del kWh?

    Esto es sumamente variable, ya que depende totalmente del mercado de energía y las empresas que la suministren. En primera instancia, el precio se genera a través del mercado mundial y, a partir de ahí, el gobierno y las empresas privadas son las que fijan la tarifa.

    ¿Cómo funciona la discriminación horaria?

    Como te mencionamos, así como hay meses en los que sube el precio del kWh, lo mismo sucede a lo largo del día. Por eso, la luz no cuesta lo mismo durante las 24 horas, sino que varía a causa de algunos factores. A continuación, te presentamos los tres horarios que se toman en cuenta al ponerle precio a la luz:
    · Horas valle. Este horario es el que se encuentra entre las 00h y 08h.
    · Horario llano. Este se encuentra en un horario de 08h a 10h; de 14h a 18h y de 22h a 00h.
    · Horas punta. Este horario es el más costoso y va de 10h a 14h y de 14h a 18h. Como puedes ver, el horario más caro es en el que se supone, la mayoría de las personas se encuentran trabajando y, por lo tanto, tienen mayor consumo de electricidad.
    Esos datos que te presentamos solo cuentan entre semana porque, como ya te mencionamos, los fines de semana las tarifas se basan en otros factores. Lo anterior es porque el consumo es mucho más alto, en general.

    ¿Qué se puede hacer al respecto?

    Como sabes, en la actualidad hay muchas opciones para que baje un poco el costo del recibo de la electricidad que consumes. Por ejemplo, comprar aparatos electrodomésticos que te permitan cierto ahorro. Lo mismo sucede con las bombillas de luz, ya que en el mercado hay algunas que te dan la misma iluminación, por watts más bajos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    diecisiete − cinco =